• 12
  • Sep
  • 0
Author

La enfermedad de Kienböck’

La enfermedad de Kienböck’

 

 

Es una necrosis avascular del hueso semilunar. Los síntomas incluyen dolor e hipersensibilidad de la muñeca. El diagnóstico se realiza con estudios por imágenes. El tratamiento consiste en varios procedimientos quirúrgicos.

 

Esta enfermedad es más frecuente en la mano dominante en hombres de entre 20 a 45 años, generalmente en los que hacen trabajos manuales pesados. La enfermedad de Kienböck es relativamente rara, su causa es desconocida. El hueso semilunar puede finalmente colapsar y causar una rotación fija del escafoides y degeneración de las articulaciones del carpo.

 

 

Signos y síntomas

Por lo general, los síntomas de la enfermedad de Kienböck comienzan con un dolor de crecimiento gradual en la muñeca, ubicado en la región del hueso semilunar del carpo; el paciente no registra traumatismo. La enfermedad de Kienböck es bilateral en un 10% de los casos. Hay dolor localizado en el hueso semilunar, con más frecuencia sobre la zona dorsal de la muñeca a lo largo de la línea media.

 

 

Diagnóstico

  • Estudios de diagnóstico por imágenes

La Resonancia Magnetica y la TAC son las más sensibles; la radiografía simple muestra anormalidades más tarde, que comienzan con una esclerosis del semilunar, y luego cambios quísticos, fragmentación y colapso.

El diagnóstico diferencial del dolor de la muñeca medio-dorsal incluye ganglio de la muñeca dorsal, sinovitis, artritis o tendinitis extensora.

 

Tratamiento

  • Procedimientos quirúrgicos

El tratamiento de la enfermedad de Kienböck consiste en aliviar la presión sobre el semilunar mediante un acortamiento quirúrgico del radio o alargamiento del cúbito.

Los tratamientos alternativos se efectúan en un intento por revascularizar, para el compromiso avanzado del semilunar, algunos cirujanos han intentado preservar el hueso mediante el uso de injertos óseos libres en la rodilla.

Los procedimientos de salvataje (por ejemplo, carpatectomía de la fila proximal o fusiones intercarpales) pueden ayudar a preservar la función de la muñeca si hay degeneración de las articulaciones del carpo.

La artrodesis total de la muñeca puede hacerse como último recurso para aliviar el dolor. Los tratamientos no quirúrgicos no son efectivos.

 

Leave a Comment